Cobros de 30 mil y multas de $400 mil, de CFE

Los pobladores exigen el reembolso de los pagos excesivos que han hecho personas a quienes llegan recibos de 20 mil o 30 mil pesos

Zongolica, Ver.- Cerca de un centenar de habitantes de diversas comunidades de este municipio tomó las instalaciones de Comisión Federal de Electricidad (CFE) y exigen el reembolso de los pagos excesivos que han hecho personas a quienes llegan recibos de 20 mil o 30 mil pesos y multas de hasta 410 mil pesos, que dijeron son injustas.

Alondra Gómez, una de las afectadas, dijo que el personal de la empresa hace la lectura de los medidores cada 4 meses, pero las que hacen son estimaciones pues es cuando llegan los recibos con cobros muy altos.

En un oficio que entregaron en la oficina suministradora de servicios destacaron que Zongolica es un municipio marginado y la población no consume tanta energía eléctrica como para pagar tanto.

Refieren que pobladores de las localidades circunvecinas se han visto también afectados por los altos cobros. Hicieron hincapié en que la mayoría es de escasos recursos que viven en localidades marginadas y para ellos es muy necesario el servicio.

Uno de los usuarios, Fidel Cano, de la comunidad La Quinta, señaló que anteriormente pagaba poco más de 353 pesos, pero el recibo más reciente llegó por 2 mil pesos, que tuvo que pagar para evitar que le cortaran el servicio; además de que cubrió los gastos que generó el mismo trabajador de la CFE que tiró el medidor cuando llegó a hacer la lectura del consumo, dinero que no va a recuperar.

En cuanto a la atención en las oficinas, expusieron que cuando acuden a ella se encuentran con personas arrogantes, altaneras, que los tratan con prepotencia y no les dan solución a su queja.

“Nos dicen que se tiene que pagar si no, nos cortaran el servicio de luz; y si pretendemos comentar que no lo pagaremos, nos dicen que nos van a demandar por robarnos la energía eléctrica”.

Consideraron que quien está a cargo de la agencia comercializadora en Zongolica ha cometido muchas arbitrariedades con la población, por lo que se unieron para exigir también su cambio, así como el del resto del personal que labora en esa oficina.

Aunque llegó personal de la empresa a dialogar con los disconformes, sin que hasta ahora hayan obtenido solución a sus peticiones.

(Informción: El Sol de Orizaba)