Entre Aristegui y Loret no hay mucha diferencia: AMLO; revuelve la gimnasia con la magnesia: Carmen

Una vez más el presidente Andrés Manuel López Obrador, criticó a la periodista Carmen Aristegui y la acusó de estar en su contra, de su proyecto de gobierno y ser parte de “bloque conservador”.

En respuesta Aristegui lamentó las acusaciones del presidente y ante las exigencias de que se diga quien financia su programa advirtió que no tiene detrás a Roberto madrazo, Ricardo Salinas, una de cuyas empresas es de las principales contratistas de Pémex, dijo.

Carmen Aristegui ante la censura, presente y pasada
Durante “la mañanera” de este martes, López Obrador lanzó un mensaje:

“Decirle a Carmen Aristegui que ella no está ni a favor ni en contra mía, no es cierto, está en contra mía”.

En su alocución López Obrador se lanzó contra varias periodistas, entre ellas a Aristegui a quien de plano ya puso en la lista de sus adversarios.

“Y no habría ningún problema que estuviese en contra mía si yo no fuera parte de un movimiento de millones de mexicanos que queremos llevar a cabo una transformación en el país, pero no es conmigo, es con un movimiento transformador, si ella no cree en eso es otra cosa”, advirtió el presidente.

López Obrador se puso del lado de los que “sí creemos y luchamos y defendemos y tenemos mucha fe en el porvenir y estamos avanzando y por eso estamos contentos, a gusto, felices”.

Mientras que a Aristegui la colocó en el lado de la oposición a su gobierno y proyecto.

“Que también entienda que no es un asunto personal, ella tiene un pensamiento y está, sin duda, alineada al bloque conservador y nosotros estamos en contra de ese bloque conservador”, manifestó López Obrador.

En conferencia mañanera, señaló que en momentos de definiciones no hay muchas diferencias entre Aristegui y Carlos Loret de Mola.

“Y mucha gente se confunde con ese tipo de periodismo, que creen que son independientes, que no tienen partido, que no pertenecen a ningún grupo, como no pertenecen al grupo conservador, solo por el hecho de escribir en Reforma ya se sabe cómo se piensa”, apuntó.

Por su parte en su programa de radio, Carmen Aristegui manifestó que es lamentable que se utilice un espacio público para denostar, a la vez que indicó que no es justo que se intente “envenenar al país” generando un clima de confrontación desde la Presidencia de la República.

“¡Qué barbaridad presidente!, ¡qué manera de plantear las cosas! En fin, es lo que tenemos y es lo que hay que seguir analizando, informando, y colocando como una perspectiva de revisión de lo que significa el uso de la principal envestidura del país en materia de representación política, y lo que está haciendo el presidente con este tema, con su fuerza, con su poder, con su mandato, con los recursos de todos nosotros, y colocando un discurso confrontativo, un discurso que pretende y logra dividir, enconar, como dijimos el otro día, este país no merece ser envenenado”, dijo en un video.

Aristegui añadió que su intención es la de comunicar y presentar información a su audiencia, aclarando que, en ningún momento ha estado en contra ni a favor de Andrés Manuel López Obrador.

Luego la periodista respondió a la exigencia de López Obrador de decir quien financia su programa.

“En el caso de lo que está diciendo el presidente sobre los medios de comunicación y qué hay detrás de ellos, por supuesto que es absolutamente deseable que la sociedad tenga claridad total del quién es quién en los medios, sin la menor duda. Pero creo que también en esta parte está revolviendo la gimnasia con la magnesia si nos coloca, hablando de Aristegui noticias, en ese mismo saco.

“Porque a ver, aquí no tenemos aún Roberto Madrazo y por supuesto no todos somos Loret. Aquí no tenemos un Ricardo Salinas que hace negocios con el gobierno muy fuertes como con Pemex. Vimos en estas informaciones del tema de la casa gris, lo que reportó Pemex y ahí nos dimos cuenta de que Ricardo Salinas y sus empresas o su empresa es de las principales contratistas de Pemex; un hombre asociado a medios.

“Está también un conjunto de empresarios de medios que están asociados a otros negocios, públicos y privados y que también están relacionados con los medios. Aquí en este espacio humildemente no tenemos a Roberto Madrazo, no tenemos a Ricardo Salinas no tenemos Emilio Azcárraga.

“Aquí somos un grupo de periodistas independientes que logramos como pudimos establecer esta empresa de comunicación pues, para sortear la censura, hay que decirlo. El golpe de censura que tuvimos el sexenio de Peña Nieto y el veto que duró todo el sexenio de Peña Nieto, nos obligó a hacer esto y a mí a convertirme en lo que nunca hubiera creído que es a ser empresaria de medios, del tamaño que somos, pero empresario de medios para poder subsistir y tener un espacio donde desarrollar nuestro trabajo”, sostuvo Aristegui.

Información Proceso*